Contacto

SISU News Center, Office of Communications and Public Affairs

Tel : +86 (21) 3537 2378

Email : news@shisu.edu.cn

Address :550 Dalian Road (W), Shanghai 200083, China

Leer Más

Técnicas narrativas en La sombra del viento de Carlos Ruiz Zafón


26 November 2015 | By esadmin | SISU

Técnicas narrativas en La sombra del viento de Carlos Ruiz Zafón

 

CHEN DANNA 陈旦娜

Shanghai Sanda University

 

 Fuente: 第八届亚洲西班牙语学者协会国际研讨会论文集上海上海外语教育出版社2015。

 

ResumenEl presente trabajo pretende hacer un análisis profundizado sobre las técnicas narrativas de la obra maestra titulada La sombra del viento escrita por el autor español contemporáneo Carlos Ruiz Zafón. La novela ha sido uno de los libros mejor vendidos del mundo, la cual fue traducida a 36 idiomas diferentes, despertando el interés de la crítica a nivel mundial y ha recibido una gran cantidad de premios en el ámbito global. El adorable éxito de La sombra del viento no sólo se debe al suspense argumental, la intensidad rítmica y el ambiente místico, sino también a la variedad de técnicas narrativas tales como la policiaca, la epistolar, la de geminaciones, la de aprendizaje, etc. Tras el análisis de nuestro trabajo, los lectores se darán cuenta de las distintas técnicas narrativas que aparecen en La sombra del viento y de allí les presentamos un panorama más claro en la creación literaria de la obra.

No basta con que expongamos simplemente las maneras narrativas de Zafón. Seguiremos el camino de estudio, guiados por nuestro análisis, explorando con más profundidad el argumento de la novela con el objetivo de encontrar la intención con la que el autor empleó dichas técnicas y, de esta manera, procuramos descifrar las enigmáticas neblinas que envuelven La sombra del viento para enfrentarnos al corazón del autor y buscar el pensamiento y el deseo personal de Zafón escondidos tras las letras.

Palabras clave: técnica narrativa, La sombra del viento, Carlos Ruiz Zafón

 

1.       Introducción

 

Recomendada por varias figuras conocidas en el campo literario y en el mundo político, traducida a 36 idiomas, La sombra del viento, escrita por el novelista español contemporáneo Carlos Ruiz Zafón, ha sido un gran éxito de ventas y ha llamado la atención de las críticas en el ámbito mundial. El adorable éxito de La sombra del viento no sólo se debe al suspense argumental, la intensidad rítmica y el ambiente místico, sino también a la variedad de técnicas narrativas tales como las de la novela policíaca, epistolar, de geminaciones, de aprendizaje, etc.

El presente trabajo pretende hacer un análisis especializado en las técnicas narrativas de la obra maestra de Carlos Ruiz Zafón con el objetivo de que los lectores puedan apreciarlas y tengan una vista más clara en la creación literaria de la obra.

No basta con que expongamos simplemente la técnica y el estilo narrativo del autor. Seguiremos en nuestro análisis, explorando con más profundidad el argumento de la novela para encontrar la intención con que el autor empleó dichas técnicas y, de esta manera, procuramos descifrar las neblinas que envuelven La sombra del viento para enfrentarnos al corazón del escritor y buscar el pensamiento y el deseo personal del literato escondidos tras su prosa.

 

2.     Novela epistolar

 

La novela epistolar está constituida por una serie de documentos que suelen ser cartas, aunque a veces también se utilizan diarios, manuscritos y otros documentos. Gracias a los avances tecnológicos, hoy en día, la novela epistolar no se limita a contar historia en forma de cartas escritas sino también de documentos electrónicos tales como grabaciones, radio, blogs y correos electrónicos. Esta forma de narración puede agregar más veracidad y verosimilitud a un relato, principalmente porque la primera persona parece, en cuanto al formato, próxima a la narración oral y puede crear la ilusión de una comunicación inmediata. La innovación de la novela epistolar es que el escritor presenta como el fundamento de la verdad que el narrador anuncia.

En La sombra del viento, se aplica una técnica tradicional de la novela epistolar, es decir, narrar a través del manuscrito de Nuria. Las memorias de la señora Monfort, que van aclarando el misterio sobre la suerte y el destino de Carax, tienen notorias características de la novela epistolar. Es una de las partes más importantes y claves de la novela, así que con la destreza espistolar, la novela que analizamos muestra su cualidad realista. Nuria, al contar el secreto a Daniel, revela con su discurso realista la historia de la época antes del nacimiento del protagonista y la realidad de la sociedad en que vive ella.

 

Me es imposible describirte aquellos primeros días de la guerra en Barcelona, Daniel. El aire parecía envenenado de miedo y de odio. Las miradas eran de recelo y las calles olían a un silencio que se sentía en el estómago. Cada día, cada hora, corrían nuevos rumores y murmuraciones. Recuerdo una noche, volviendo a casa, en que Miquel y yo descendíamos por las Ramblas. Estaban desiertas, sin un alma a la vista. Miquel miraba las fachadas, los rostros ocultos entre los postigos escudriñando las sombras de la calle, y decía que podían sentirse los cuchillos afilándose tras los muros.[1]

 

Lo que cuenta a Daniel es una enseñanza de historia, con otros relatos enseña al chico los acontecimientos en la sociedad y la esencia de la amistad y del amor. El autor opta por la forma epistolar para desarrollar la parte más importante de su novela con la intención de expresar más subjetivamente y vívidamente lo ocurrido pidiendo la pluma de Nuria. Con el relato de Nuria, los lectores seguimos todo el secreto como si fuéramos la misma narradora.

 

3.     Geminaciones

 

La geminación o duplicación es un recurso literario que prepara situaciones o personajes parecidos a los protagonistas. Generalmente se refiere a una figura literaria que consiste en la repetición inmediata de una misma palabra (o corta secuencia de palabras) en cualquier posición (inicial, final o interna) de un verso o cláusula sintáctica. “Se puede atraer la atención sobre un objeto o sobre una situación: Auxilio, auxilio, me estoy muriendo; ay Dios mío, Dios mío. Grita alguien que necesita ayuda médica urgente.[2] Quisiéramos profundizar en este concepto a nivel textual para referirnos a un género literario que cuenta con una repetición más complicada que se trata de la duplicación de personajes e incluso de generaciones. Para conocer esta técnica sería conveniente leer a Juan José Millás en su obra El desorden de tu nombre. Y La sombra del viento también es un ejemplo óptimo, cuya geminación resulta fascinante debido al profundo sentido y las variadas representaciones que se esconden tras las palabras.

La principal geminación consiste en la trayectoria vital de Julián Carax y Daniel Sempere. Esta geminación es un símbolo de dos aspectos:

1)    Daniel representa la corrección de las faltas de Julián.

2)   Daniel representa la herencia de la vida de Julián.

La corrección se refleja en la relación amorosa y el servicio militar mientras la herencia se enfoca en:

1)      El trato con su padre

2)     La sociedad sin Fumero

3)     El destino final de la amistad

La anhelada pluma de Víctor Hugo es una geminación evidente. Nuria se la regala a Julián y el señor Sempere se la da a Daniel como un regalo de su cumpleaños. Aunque en este sentido la relación entre los dos parece una relación de herencia, en realidad no es así. Al final Daniel no se hace escritor sino librero, quien desempeña mejor el papel del guardián de la pluma que un heredero. La pluma es el símbolo del sueño con literatura de Julián Carax. Cuando él lo pierde, Daniel lo recoge. El niño ayuda al escritor a encontrar de nuevo su sueño que aparece en la novela en forma de una pluma.

En cuanto al amor, la corrección se refleja en la valentía que Daniel muestra cuando se encuentra con un estorbo familiar. Ésa es la que le falta a Julián en su amor y al mismo tiempo es el mayor error que comete. El amor que Julián siente por Penélope no cuenta con suficiente valentía pero en el momento en el que Daniel encuentra a Beatriz en el caserón, el chico corrige el error de su antecesor con valentía. En este sentido Daniel encuentra la fuerza del amor y la felicidad que Julián pierde. Julián no logra casarse con Penélope pero Daniel consigue estar con Beatriz. El resultado final de Daniel en el amor es un complemento de la vida de Julián.

En cuanto al servicio militar, debemos conocer que éste es un fenómeno injusto y severo de la sociedad porque el ejército ya no sirve para proteger al pueblo sino para mantener los intereses de la clase gobernante. Hacer el servicio militar significa rendirse a la violencia. Frente a esta injusticia y explotación, Julián opta otra vez por la huida pero Daniel resiste con la lucha (contra Fumero) para cambiar su destino. Resulta que el chico no puede hacer el servicio militar por la herida que tiene, aunque no lo hace con intención, es un premio que merece una persona valiente.

Hay una geminación de la imagen repetida del padre que lleva a su hijo al Cementerio de los Libros Olvidados por primera vez: la del padre Sempere con Daniel y la de Daniel adulto con su hijo Julián, al cierre de la novela. Acerca de la relación con el padre, el amor profundo entre Julián y el sombrerero nos toca el corazón, pero ninguno de los dos tiene la oportunidad de seguirlo hasta el final porque ambos sufren demasiadas injusticias y las heridas del pasado. Sin embargo, a Daniel le da la coyuntura para vivir juntos felices con su padre aunque el mayor es más callado y viejo que antes. Del cuento de Julián, Daniel ha aprendido cómo apreciar el amor entre padre e hijo. Además, ha aprendido de su propio padre la manera de ser un buen padre, así completa la continuación de la vida y del amor paternal.

La sociedad en que vive Julián está repleta de conflictos. Es una época de choques entre el individuo y la violencia. Fumero representa el mal de aquella etapa que ha de terminar. En la última parte de la novela, en la sociedad de Daniel ya no existe este mal, de modo que el mundo empieza a volver a la apertura y el orden. Este cambio social es el fruto de los esfuerzos de las dos generaciones de Daniel y Julián. La generación de Daniel hereda el fruto y lo protegerá. 

En cuanto a la amistad, los amigos de Julián lo aman pero sus destinos son trágicos porque tienen que luchar con él contra la cruel verdad y ampararlo de ella. Julián es luchador y sus amigos son compañeros fieles, quienes sacrifican sus vidas para defender la amistad y el sueño que persiguen. Los amigos de Daniel igual tienen virtudes como los de Julián, pero en comparación con la generación anterior, ellos aprecian más la vida. Son más felices y pueden crear y sentir los sentimientos variados entre amigos. Es decir, la amistad alrededor de Julián es la de combate mientras que la amistad con Daniel es la de vida. La amistad de vida es la continuación de la amistad de lucha.

 

4.     Novela de aprendizaje (Bildungsroman)

 

El método narrativo de La sombra del viento en torno a la madurez de Daniel Sempere en primera persona nos recuerda la obra clásica de la literatura española, el Lazarillo de Tormes[3]. Es un término de origen alemán inventado por el filólogo Johann Carl Simon Morgenstern[4], también se denomina como novela de formación. En novelas de este género se muestra el desarrollo físico, moral, psicológico o social de un personaje, generalmente desde la infancia hasta la madurez.

En la historia de literatura, las características de novelas de aprendizaje no sólo existen en obras clásicas o medievales sino que también se puede situar en el Renacimiento, especialmente en novelas picarescas. Así, el Lazarillo muestra el proceso por el que el protagonista, Lázaro, aprende a defenderse en la vida al servicio de muchos amos. La sombra del viento puede considerarse la obra de formación del siglo XXI.

 

4.1 Daniel: una salvación

 

En La sombra del viento se presenta la trayectoria de la vida del protagonista Daniel Sempere desde niño hasta adulto con sus experiencias familiares, amorosas, amistosas y sociales. El resultado de este aprendizaje es el amor por los familiares, la comprensión entre los amigos y los valores sociales.

Daniel goza de una relación muy buena con su padre desde niño. Debido a la ausencia de una mujer en la familia, el señor Sempere cuida al chico con más abnegación que otros padres y nos da la impresión de que los dos están muy unidos. Cuando Daniel llega a la adolescencia, por primera vez discute con su padre y se va de casa en la noche de su cumpleaños cuando su padre le compra la pluma que anhelaba desde niño, aunque en aquel tiempo Daniel ya no la recordara. El conflicto entre el padre e hijo se deberá a la adolescencia y la rebelión hormonal del pequeño. Cuando se hace mayor, conoce la importancia de los familiares. Al casarse con Beatriz, como adultos, Daniel y su padre llevan una relación más independiente. Igual se quieren pero como personas adultas, no como padre e hijo, quienes se apoyan mutuamente durante toda la vida.

La amistad con Fermín también experimenta una evolución. Cuando Fumero les detiene después de la visita a Jacinta, durante los golpes a Fermín, Daniel no es capaz de salvar a su amigo, de modo que le causa gran sentido de la culpabilidad. Con el paso de tiempo, la amistad con Fermín le enseña los principios morales por los que se guía la sociedad en la que vive y por fin consigue luchar contra Fumero.

Según la teoría acerca del tema de madurez en las novelas, “como la salvación de la ‘actualidad malvada’, La Teoría de la Novela opina que el núcleo temático de las novelas modernas es la madurez de la humanidad [5]. El núcleo de La sombra del viento es precisamente la madurez del protagonista Daniel y el proceso de crecer es también considerado como la salvación de su mundo repleto de tristezas.

La salvación es reflejada por una serie de experiencias que Daniel encuentra y se hace el personaje clave de librar a Julián, Fermín y Beatriz a través de la lucha contra Fumero. Además, es la esperanza de Julián al impedirle convertirse en Laín Coubert; refugia a Fermín y lo ayuda a deshacerse de su pesadilla; anima a Beatriz a escoger su propio amor y la ampara del peligro; trata con amabilidad al relojero Don Federico.

Julián, Fermín, Beatriz, Don Federico e incluso el padre de Daniel, todos estos individuos forman un mundo necesitado de socorro. El conjunto de las tragedias del individuo constituyen la tristeza colectiva de la sociedad, por eso el socorro del individuo representa la esperanza cuyo proceso toma forma con la madurez del protagonista.

Podemos considerar la Barcelona en La sombra del viento el origen de “la actualidad malvada” donde se ve por todas partes la silueta horrorosa del dictador, el malicioso Fumero, el asilo oscuro y triste, y las calles sin vigor. Al final de la novela, presenciamos la vuelta de la alegría a Barcelona tras el caos de la Guerra Civil y de la dictadura. Es la demostración del cumplimiento de la salvación.

 

4.2  Clara: una búsqueda

 

La sorprendente experiencia que Daniel ha tenido con Clara y Neri es la causa principal de la madurez amorosa del protagonista con el resultado de que se enamora de Beatriz y logra casarse con ella al final. Clara, para Daniel, es un proceso de búsqueda del sentido de la existencia y de crecimiento personal.

 

La gente moderna, como criatura “lanzada al mundo”, ya no tiene la conciencia congénita de la integridad, ni la percepción del hogar ni la perfección innata, las cuales el universo le concede trasendencialmente. La gente moderna tiene que buscar el sentido de la existencia y el cumplimiento de la vida él mismo. De modo que el tema de “crecer” se convierte naturalmente en la cuestión primaria de la gente moderna.[6]

 

El equivalente en la novela es la exploración de Daniel en su camino de madurez,  especialmente cuando se enamora de una chica mucho mayor que él y el amor termina en una ilusión rota. La razón principal por la que tiene afecto a Clara es el complejo de Edipo y el ansia de proteger las cosas que quiere.

El complejo se origina del tema de las novelas modernas que se refiere a la falta de “la perfección innata”, es decir, el mundo no es perfecto ni seguro y a la gente le escasea el sentido de la seguridad. Los frecuentes peligros hacen que el hogar se convierta en un lugar lleno de amenazas potenciales. Uno está destinado a perderlo todo. De modo que el protagonista a quien le falta el amor de la madre se interesa por Clara a pesar de la diferencia de edad para lograr el cumplimiento de sus ilusiones en la vida. 

El ansia de proteger las cosas preciosas representa la búsqueda de Daniel en torno al significado de su propia existencia. Sólo el comportamiento de amparar a los demás y defender lo que admira puede mostrarle el sentido de la existencia.

Aunque el amor insubstancial entre Daniel y Clara tiene como resultado la crueldad, la experiencia de estar enamorado a primera vista, tener citas ambiguas y finalmente despertarse en dolor para Daniel es el proceso de ser maduro. Esto nos ha enseñado el sufrimiento, la aflicción y la reflexión en el camino del crecimiento personal. Con todos los dolores, la gente consigue dar sentido a su vida, así encontramos la esencia de crecer: la búsqueda del significado de la existencia y la del cumplimiento de la vida.

 

4.3  Barcelona: una preparación

 

Nacido después de la Guerra Civil, Daniel tiene una actitud diferente de su padre con respecto a la guerra. Su padre se esfuerza por olvidar las tristezas pero Daniel, con su propia meditación, piensa en ella cuando apenas tiene diez años aunque todavía no cuenta con un concepto concreto y claro sobre el acontecimiento histórico. A edad corta Daniel no conoce la complejidad social creyendo que Fumero es una figura inventada, para él lo que presencia en su alrededor sobre la sociedad es normal:

 

Yo había crecido en el convencimiento de que aquella lenta procesión de la posguerra, un mundo de quietud, miseria y rencores velados, era tan natural como el agua del grifo, y que aquella tristeza muda que sangraba por las paredes de la ciudad herida era el verdadero rostro de su alma. Una de las trampas de la infancia es que no hace falta comprender algo para sentirlo. Para cuando la razón es capaz de entender lo sucedido, las heridas en el corazón ya son demasiado profundas. Aquella noche primeriza de verano, caminando por ese anochecer oscuro y traicionero de Barcelona, no conseguía borrar de mi pensamiento el relato de Clara en torno a la desaparición de su padre.[7]

 

Esta imagen dura años hasta que el mismo Fumero tiene su presencia impactante frente al chico. De allí despierta en Daniel el temor al hombre. Al tratar con Fermín, quien le ha ampliado el horizonte y le ha enseñado el amor y los valores, Daniel logra vencer su miedo y también a Fumero. 

 

La madurez real debe basarse en el desarrollo histórico y mundial, uno crece junto con el universo y refleja su progreso histórico. No se encuentra en el interior de una época sino en el cruce de dos periodos cuando uno se está convirtiendo en el otro [...] El problema de la perfección y la madurez individuales, de la perfección (y la madurez) de la humanidad, de la inmortalidad en el mundo humano, de la educación del hombre, de la juvenilización cultural de la adolescencia de la nueva generación - todos estos problemas se plantean en una relación estrecha. Es inevitable la consecuencia de exponer más profundamente problemas históricos ...[8]

 

La madurez de Daniel en la novela justamente se acompaña del periodo de transición española desde la Guerra Civil hasta una época nueva, el periodo en que Barcelona va de la oscuridad a una modernidad llena de colorido.

Al principio el protagonista es amenazado por Fumero, luego refugia a escondidas a Fermín. Pero cuando Fumero y su compañero pegan al “narizón”, Daniel está todavía temeroso y cobarde, hasta el final, el joven logra vencer a Fumero con Julián.

 

Leí hasta donde decía «Inspector jefe Francisco Javier Fumero Almuñiz».

—Joven, a mí hábleme con respeto o les meto a usted y a su padre un paquete que se les va a caer el pelo por vender basura bolchevique. ¿Estamos?

Quise replicar, pero las palabras se me habían quedado congeladas en los labios. [...]

 

La visita del infausto inspector y el eco de sus palabras me incendiaron la tarde. Después de quince minutos de corretear tras el mostrador con las tripas estrechándoseme en un nudo, decidí cerrar la librería antes de la hora y salir a la calle a caminar sin rumbo. No podía quitarme del pensamiento las insinuaciones y las amenazas que había hecho aquel aprendiz de matarife.[9]

 

Contemplé cómo el inspector Fumero destrozaba a Fermín a puntapiés bajo la luz sesgada de una farola. Durante todo el episodio fui incapaz de abrir la boca. Recuerdo el impacto sordo, terrible, de los golpes cayendo sin piedad sobre mi amigo. Todavía me duelen. Me limité a refugiarme en aquella conveniente presa de los policías, temblando y derramando lágrimas de cobardía en silencio.[10]

 

Fumero alzó el arma lentamente. Le temblaba la mano y el revólver brillaba, reluciente de sangre. Carax retrocedió paso a paso, buscando la sombra, pero no había escapatoria. El cañón del revólver le seguía. Sentí que los músculos del cuerpo se me incendiaban de rabia. La mueca de muerte de Fumero, que se relamía de locura y rencor, me despertó de una bofetada. Palacios me miraba, negando en silencio. Le ignoré. Carax se había abandonado ya, inmóvil en el centro de la sala, esperando la bala.[11]

 

Este proceso de desarrollo supone el crecimiento del mismo mundo y de los numerosos seres humanos que se hallan en él. La gente se atemoriza por el oscuro sistema pero con el paso de tiempo va luchando contra él y al fin lo derrota. Es la madurez del mundo representada por Daniel, quien se encuentra en el cruce de dos épocas, cuando una se encuentra con la otra. La novela ha interpretado exitosamente el instante del cambio a través de los comportamientos positivos del protagonista.

 

Fumero nunca llegó a verme. Para él sólo existía Carax y aquella mano ensangrentada unida a un revólver. Me abalancé sobre él de un salto. Sentí que mis pies se levantaban del suelo, pero nunca llegué a recobrar el contacto. El mundo se había congelado en el aire.[12]

 

Por otro lado, la adoración de Daniel por su padre y su dependencia tienen su origen en su estado psicológico infantil, sin embargo, cuando se hace adulto y llega a ser la fuerza principal de la familia y la sociedad, es el padre el que necesita cuidado y amparo. Esto supone una transición exitosa del mundo (o de Barcelona) en cuanto a la cultura adolescente, es decir, se ha establecido la cultura de la nueva generación. También podemos ver este cambio en la geminación entre los visitantes del Cementerio de los Libros Olvidados: desde el padre, “yo”, hasta “mi hijo”. En el proceso de hacerse maduro del protagonista, la sociedad ha cumplido la herencia de su cultura.

Para Daniel, Barcelona es una preparación para ser adulto, mientras, la novela con la madurez de Daniel, para los lectores jóvenes también es una preparación psicológica para que aprendan a reflexionar sobre el valor de la vida.

 

5.      Novela policiaca

 

La ausencia de un protagonista policial no puede negar el hecho de que en La sombra del viento hay un hilo invisible pero de suma importancia que enlaza a todos los personajes y todos los argumentos: la búsqueda del autor de La sombra del viento, Julián Carax. La principal causa de la novela policiaca es la resolución de un caso. Entre todas las técnicas narrativas de que dispone la novela, la policiaca será la más destacada.

No pretendemos decir que la novela sea de género policial, sólo queríamos prestar atención a la intención con que el autor utilizó esta técnica literaria, que nos ha permitido dejarnos llevar por la corriente argumental y perdernos en las olas de mitos. La ventaja de la aplicación de esta técnica es evidente: despertar una enorme curiosidad en el lector para que efectúe una lectura seguida hasta el final de la novela. Normalmente en la novela policiaca, al terminar el suspense tras una investigación, o una búsqueda, el caso se cierra. De modo que este tipo de escritura cuenta con una estructura novelística cerrada. Sin embargo, la técnica policiaca que aplica Carlos Ruiz Zafón en La sombra del viento no nos lleva a un fin cerrado. La última parte de la novela sería, más que un final, un inicio de la vida de los protagonistas, lo que nos enseña lo especial que es esta obra que cuenta con una mezcla muy interesante de estilos literarios y técnicas narrativas.

 

6.     Conclusión

Como el mismo autor ha manifestado, todas estas técnicas que se han aplicado en La sombra del viento nos permiten conocer su motivación de crear esta obra, una motivación sencilla pero grande al mismo tiempo: atraer a los jóvenes lectores y despertar en ellos el interés por la lectura. Podemos decir que Carlos Ruiz Zafón ya ha conseguido su meta con la cantidad de ejemplares vendidos de esta novela y a la vez, sabemos que esta ambición de enganchar a los jóvenes a un libro e impulsar su madurez psicológica será la misión eterna de todos los escritores. Con La sombra del viento, el escritor ha conseguido un triunfo reconocido por el mundo literario y esperemos que siga escribiendo más obras tan cautivadoras y embelesadoras como ésta. Así la lectura ocupará más tiempo de ocio de los jóvenes que la televisión y la computadora y consiguientemente, disfrutarán del el placer de leer.

Esperamos que así sea.

 

Bibliografía:

Bernasocchi, Augusta López. Abiada, José Manuel López De, A vueltas con la memoria: calas en La sombra del viento de Carlos Ruiz Zafón. Werner Altmann – Ursula Vences (Hrsg.): Por España y el mundo hispánico. Festschrift für Walther L. Bernecker, Berlin: Edition Tranvía –Verlag Walter Frey, 2007

Dávila, Gonzalo Valdivia, Claves para la lectura de La sombra del viento de Carlos Ruiz Zafón, 2008, http://www.leergratis.com/literatura/.

Iberletras. Lengua castellana y Literatura. http://www.iberletras.com/37.htm.

Leergratis.Com. http://www.leergratis.com/literatura/

Mendoza, Diego Hurtado De, La vida de Lazarillo de Tormes y de sus fortunas y adversidades, Buenos Aires, Sopena Argentina, 1945,

Millás, Juan José, El desorden de tu nombre, Madrid, Santillana Ediciones Generales, S.L., 1988.

Profesor En Línea. Figuras literarias o retóricas:

http://www.profesorenlinea.cl/castellano/figuras_literarias.htm

Pujante, David, Manual de retórica, Madrid, Editorial Castalia, 2003.

Serrano, alejandro. La sombra del viento, de Carlos Ruiz Zafón.

Fantasymundo. http://www.fantasymundo.com/articulos/2247/sombra_viento_carlos_ruiz_zafon. 02/09/2009

Vila-Sanjuán, Sergio, Las Cuatro Vidas de Carlos Ruiz Zafón, Magazine de la Vanguardia, 2003. 

Wikipedia. http://es.wikipedia.org/wiki/

Zafón, Carlos Ruiz, La sombra del viento, Barcelona, Editorial Planeta, S.A. ,2009.

Página Oficial. http://www.carlosruizzafon.com/

村上春树. 《海边的卡夫卡》, 林少华译. 上海:上海译文出版社,2003.

蒋承勇. 《世界文学史纲》,上海:复旦大学出版社,2008.

李茂增.《现代性与小说形式》,上海:东方出版社,2008.

南帆. 刘小新. 练暑生. 《文学理论》,北京:北京大学出版社,2008.

卡洛斯·鲁依斯·萨丰. 《风之影》, 范湲译. 北京:人民文学出版社, 2006.

王阳. 《小说艺术形式分析:叙事学研究》, 北京:华夏出版社, 2002.

吴晓东.20世纪外国文学专题》,北京:北京大学出版社,2002.

张德明.《世界文学史》,杭州:浙江大学出版社,2008.

 


[1] CARLOS RUIZ ZAFÓN. (2009): La Sombra del Viento. Barcelona: Editorial Planeta, S.A.. Pág. 474

[2] DAVID PUJANTE.(2003): Manual de retórica. Madrid: Editorial Castalia. Pág. 240

[3] DIEGO HURTADO DE MENDOZA.(1945): La vida de Lazarillo de Tormes y de sus fortunas y adversidades. Buenos Aires: Sopena Argentina.

[4] JOHANN CARL SIMON MORGENSTERN, (1770 - 1852), filólogo alemán. Él acuñó el término Bildungsroman.

[5] 李茂增.(2008):《现代性与小说形式》. 上海:东方出版社. Pag. 141. 原文为中文:作为“罪恶的现代”的救世方案,《小说理论》认为现代小说最核心的主题是人的成长。

 

[6] 李茂增. (2008):《现代性与小说形式》. 上海:东方出版社. Pag. 141, 原文为中文:现代人作为“被抛入世”的存在物,世界不再先验地为他提供总体性和家园感,他也不再具有先天给定的完满性。现代人必须自行去寻求生存的意义和生命的完满,“成长”问题也就自然而然地成了现代人的根本性问题。

[7] CARLOS RUIZ ZAFÓN. (2009): La Sombra del Viento. Barcelona: Editorial Planeta, S.A. Pág. 49

[8] 李茂增. (2008): 《现代性与小说形式》, 上海:东方出版社, Pag. 143, 原文为中文:真正的成长应该是以世界,历史的成长为基础的成长,他与世界一同成长,他自身反映着世界本身的历史成长,他已不在一个时代的内部,而处在两个时代的交叉处,处在一个时代向另一个时代的转折点上……个人独自的完善和成长问题,人类的完善(和成长)问题,人世上的不朽问题,人类的教育问题,新一代的青春期文化年轻化的问题——所有这些问题是在紧密的相互联系中提出来的。它们不可避免地会导致更加深刻地提出历史时间的问题……

[9] CARLOS RUIZ ZAFÓN.(2009): La Sombra del Viento. Barcelona: Editorial Planeta, S.A. Pág. 167

[10] Ibid. Pag. 339

[11] Ibid. Pag. 546

[12] CARLOS RUIZ ZAFÓN.(2009): La Sombra del Viento. Barcelona: Editorial Planeta, S.A. Pág. 546

Compartir:

Contacto

SISU News Center, Office of Communications and Public Affairs

Tel : +86 (21) 3537 2378

Email : news@shisu.edu.cn

Address :550 Dalian Road (W), Shanghai 200083, China

Leer Más